viernes, 12 de diciembre de 2008

LA IMAGEN DE IDENTIDAD CORPORATIVA





Se trata de la imagen gráfica de la empresa y de todo el conjunto de aplicaciones que contribuyen a su rápida y fácil identificación visual.

Su creación se inicia con el diseño del logotipo, el cual tiene como misión comunicar el sector, las funciones, servicios y productos de la compañía - incluso la esencia de la filosofía empresarial-.

Esto no resulta sencillo y se consigue gracias a la habilidad del diseñador en crear, idear y encontrar los recursos gráficos oportunos y eficaces que ayuden a comunicar estos conceptos o ideas en un sólo vistazo.

Para mi, en diseño... muchas veces... en lugar de pensar en lo que hay que "poner"resulta más conveniente pensar en lo que hay que "quitar", y prescindir de todo elemento que obstruya o simplemente "decore"... En el diseño de logotipos esta creencia se potencia y aquello que no colabore en la comunicación directa, nítida y clara de la imagen de la empresa, sobra.

Diseña todo aquel que idea medidas de acción dirigidas a cambiar situaciones existentes por situaciones preferibles. Herbert Simon



El diseño de logotipos y de todas su aplicaciones corporativas (targetas, sobres, hoja de carta, saludas, etiquetas, bolsas, posavasos, embalajes, packaging...) para mí es uno de los trabajos más motivadores de un diseñador... por su globalidad... por el universo que se crea... por su riqueza visual...

El diseño de la imagen gráfica de la empresa es la rama del diseño gráfico con la que más disfruto... Tal vez por el reto que supone "captar" toda una serie de información y "reducirla" a una imagen que lo represente, a la mínima expresión... (donde menos es más): un símbolo, un dibujo, un trazo... que nace a través de la búsqueda de la coherencia visual.

Diseñar es una actividad abstracta que implica programar, proyectar, traducir lo invisible en visible, comunicar. Jorge Frascara


En el diseño de logos pasa como en la creación de los pasos de una coreografía..., todos los elementos y cada uno de ellos tiene que estar en perfecta armonía con el resto, ocupar el espacio que le toca (ni más ni menos, el justo), estar coordinados, ser agradables y placenteros de ver, ser estéticos y coherentes entre ellos... Todo tiene que tener "sentido" en su conjunto para podernos contar una historia, para podernos transmitir un mensaje... para podernos comunicar algo.

Si cada uno de los elementos es congruente con el resto entonces la imagen gráfica de la empresa resulta creíble... si resulta creíble transmite confianza, provoca acercamentiento, atención... interés...

Y eso siempre es una oportunidad de crecimiento en la amplia y diversa red empresarial.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

EL MUNDO DE LAS IDEAS



La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando. Picasso


Allá donde los que vivimos de la creatividad nos trasladamos diariamente para buscar inspiración...

Es otro mundo...
Aquél donde se forjan las formas y su sentido, allá se ejecutan los planes y los proyectos... sean de la índole que sean... (Yo procuro hacerme con bonoideas mensuales para amenizar el camino aunque a veces se me olvida y el trayecto me sale realmente caro.)

Allá donde nos contaron que residen las musas...

Ideas vestidas de mujer que a veces vienen en forma de chispazo y de repente, como traídas de los mismos dioses -no es lo habitual pero a veces ocurre- se nos presentan como la solución perfecta; y otras veces, bastante más a menudo, se nos resisten..., demasiado..., se nos escapan mirando hacía atrás y sonriendo, o se esconden en cualquier recóndito lugar... donde las buscamos una y otra vez, sin conseguir alcanzarlas y solamente a través del trabajo (el duro trabajo de la búsqueda), de los dibujos, de los conceptos y posibles mensajes, a través de las tormentas, torbellinos y vendavales de ideas, damos con alguna buena... y se nos hace la luz al cabo de algunos días...

Platón diferenciaba el mundo del intelecto (o de las ideas) con el mundo sensible (o de los sentidos), y en diseño, como en otras tantas disciplinas, ambos se unen para un propósito.

Y allá me voy... bonoideas, papel y lápiz en mano... con algún concepto en la cabeza y la creatividad inquieta en mi carpeta de trabajo a punto de estallar... Voy al otro mundo para despertar el intelecto y las ideas... y todo mi ser se pone en marcha... Cuando concibo algo... vuelvo y lo materializado en este mundo... en el "real", el de los sentidos, que en mi campo, es sobretodo el sentido de la vista.

Todo aquello que está en el "mundo de los sentidos" es el resultado material, lo que se ve, lo que se toca, lo que se escucha y lo que se siente... Pero ¿qué pasa con las ideas?...

Toda idea nueva pasa inevitablemente por tres fases: primero es ridícula, después es peligrosa, y después. . . ¡todos la sabían!. Henry George

La "materialización" es trabajo de "hacer" y tiene su precio... valorado tal vez por el tiempo que nos ocupa.

Pero, ¿que pasa con el "pensar"?

¿Cuánto vale una idea?

Tal vez ha sido un instante... un flash... un chásquido de dedos... y su eficacia no necesariamente tiene que estar relacionada con el tiempo que hemos necesitado para configurarla, para hallarla y hacerla material...

¿Cuánto vale una idea?
Es buena. Es viable y se ciñe a las exigencias del cliente y del proyecto. ¿Qué precio le pondríais? Es eficaz, comunicativa y va a colaborar en que vuestra empresa fidelice clientes y obtenga de nuevos, por ejemplo.

Mmmm... difícil, ¿verdad? Es tan abstracto tratar temas que no se pueden todavía ver, ni palpar... resulta difícil "vender" lo intangible, vender ideas, vender diseño... porque no se valora hasta que no se ve, incluso, hasta que la empresa-cliente obtiene beneficios a partir de él...

El diseñador sabe con qué equipo humano cuenta y sabe los años de experiencia que le avalan sabe el resultado de sus ideas... sabe como trabaja y conoce su eficacia... ¿y qué pasa con el cliente?

Tal vez sea una cuestión de confianza... y no siempre se nos da la oportunidad de ganárnosla...
Ni siquiera el cliente se la da a sí mismo en pasar por la experiencia, en descubrir que ha acertado en su elección, que a partir de ahora cuenta con alguien leal para con su empresa y que efectivamente el trabajo ha sido un éxito...

Trabajamos con ideas, señores... y todo tiene su precio.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Felicidades "VISUAL" 20 años no son nada.




En su último número la revista "Visual" -Magazine de diseño, creatividad gráfica y comunicación- celebra su 20 aniversario. A mi criterio la mejor revista española en este campo.

La conocí en la feria de Arte Contemporáneo (ARCO) en Madrid allá por 1995 -en primero de carrera- y os tengo que confesar que fué un amor a primera vista... me sedujó y supo hacer que me interesara por ella, por su contenido, por su enfoque, por su diversidad... Y ella me abrió los ojos y me invitó a mirar y a no enjuiciar demasiado... despertando en mi el deseo (tal vez la necesidad) de aprender (y aprehender) diseño.

De rico contenido y una maquetación y diseño hoy impecable -parece que en los inicios no fué así, todos tenemos derecho a aprender... y en los comienzos todos vamos un poco perdidos-, Visual se me acercó con dos ejemplares, que hoy ya no recuerdo... y que poco después me sedujo más con una de sus portadas, el número 67, que mostraba una Blancanives con la manzana de Appel (mordida) en su mano... como no, su autor Antonio de Felipe, cuya obra admiro y con ella al artista. Impecable metáfora de la tentación... Y así caí yo... porque es la única manera de vencerla... Empezó un bonito idilio... mi relación más duradera hasta ahora, y sigue habiendo ese feeling que emboba a cualquiera ante el goce y el placer de leer y mirar.

Con ella he seguido... ya son años..., acercándome a trabajos de diseñadores bien conocidos y a otros que no tanto y descubrirlos a través de sus artículos, de sus entrevistas, de sus columnas, diseñadores, ilustradores, publicistas, directores de arte de aquí y de allá, más allá de nuestras fronteras, más allá del océano y conocer otros estilos, otros conceptos, otra manera de ver que sin duda enriquecen mis conocimientos y mis habilidades.

Y aunque no la ví nacer siempre me ha impactado su capacidad de renovación y actualización sin perder su esencia. No sé antes... pero desde que la conozco encuentro ese punto, esa mirada "crítica" tan necesaria en nuestra profesión y que también me ha invitado a abrir los ojos. Otro despertar. ¡Y me gusta!

Con ella he seguido... y sigo aprendiendo... y "culturalizándome"... y disfrutando. Ha sido uno de mis principales motores de motivación para lanzarme a este mundo de locos llamado "diseño y creatividad gráfica"... también gracias.

Y ahí tengo toda mi colección de Visuales... etiquetadas, catálogadas por números, muchas subralladas... Fuente de estudio y aprendizaje continuo... tal vez de inspiración, y de conocimientos para seguir viviendo el diseño y todo aquello que su "vista" puede alcanzar.
¡Y me gusta!

Y gustándome tanto, y hábiendome brindado años de acercamiento a mi profesión hoy, no puedo más que personalizar mi gratitud, con nombre y apellidos..

Gracias Alvaro Sobrino,
gracias Beatriz San Román,
gracias Eduardo Bravo,
gracias Mamen Martin,
gracias Ester Catoira,
gracias Carlos Díaz,
gracias Aurora Iraita,
gracias Beto Compagnucci,
gracias Esther Alumbreros,
gracias José Luis Lizano,
gracias Javier Royo,
gracias Diego Ortiz,
gracias Carlos Zapata,
gracias Yolanda Vinueza,
gracias Carlos Arredondo,
gracias a Blur Ediciones, S.L.
gracias A.G.A
¡Gracias Visual!
y gracias a tod@s, una vez más...
a los que estuvieron y a los que están.

Gracias por colaborar en mi despertar y abrirme los ojos a un mundo repleto de diseño.

(Os dejo también con la portada del último número, diseñada por Mario Eskenazi.)

viernes, 21 de noviembre de 2008

SOLO UN EJEMPLO





Solamente para que os hagáis una idea (los que aún no la tengan) y tengáis más información sobre este "extraño oficio" que aún respira aquellos aires hippies que preguntaban "¿Tú, diseñas o trabajas?"
Por si alguna vez necesitáis un diseñador sabed que no todo son los recursos automatizados y predefinidos de la informática... En el fondo somos gente seria que nos gusta nuestro trabajo y lo hacemos bajo la mirada de la responsabilidad y la eficacia (al menos la mayoría de los que conozco), aunque vistamos de colores o nos creamos los más ingeniosos del mundo...
Un proyecto gráfico, como cualquier otro trabajo, necesita su periodo de gestación y preparación hasta ver la luz.
Cada diseñador habrá vivido sus experiencias,la mía me ha llevado a definirlo más o menos así:

1.- ¡Presupuesto aprobado!
Esto ya es un logro. Me reúno con el cliente para empezar el proyecto (después de algunas llamadas, presupuesto y acuerdos firmados, etc. que aunque aportan seriedad al contrato no siempre son demasiado satisfactorios.)

2.-¿"Briefing"? Extraña palabra
Es el documento en el que el cliente informa al diseñador de lo que desea del proyecto gráfico. Suele incluir los datos de la empresa-cliente, el sector al que pertenece, qué se pretende comunicar, estacionalidad del proyecto, mensajes a transmitir, palabras clave, posibles slogans, etc. En muchas ocasiones es redactado por mi durante la reunión de arranque.

3.- Empiezo a trabajar.
Briefing a la vista... ideas que pululan en mi cabeza... papel y lápiz en mano...
Empiezo a dibujar, a trazar algunos esbozos, a "crear" algo que tenga sentido, sin dejar de tener en cuenta el propósito principal: comunicar.
Empieza el proceso del "diseño".
Sigo dibujando, busco y rebusco...
Nada. Ideas sueltas sin sentido... Busco conceptos... y sigo trazando...
Líneas conexas con un propósito... curvas que se enlazan... rectas que se unen...
y empiezan a aparecer formas... algo interesante aparece ante mis ojos y ante mi mente.
Reflexiono... podría ser...
De repente aparece... una forma, un trazo.. y me anticipo a la solución.
Empiezo a concretar y busco sus posibilidades... esa forma...
sus proporciones (o desproporciones), su composición... y la pongo a prueba... quiero conocerla mejor.
Esto podría ser... podría funcionar...
La perfecciono y la preparo para escanearla.
En pantalla... Reflexiono... perfilo, concreto detalles y se despiertan nuevas ideas sobre esta matriz, nuevas posibilidades que la pueden enriquecer, sin perder el "sentido".
Busco colores, contrastes en blanco y negro, juego de grises tal vez... y sigo buscando para mejorar el resultado.. tal vez haya que prescindir de algo, quitar... elementos que enmarañan... me he pasado... o tal vez no.
Ahora el texto... ese slogan, la leyenda, el nombre... Busco tipografías y otros recursos, recursos gráficos que los programas de diseño me permiten... sin dejarme perder por la multitud de "efectos" que pueden interferir en la transmison del mensaje...

4.- Me gusta
Vayaaa... esto promete. Me hincho de satisfacción y lleno mi ego... (eso sí, algunos diseñadores pecamos a veces de tenerlo demasiado alto... y aparentamos cierta prepotencia que después paliamos con cierto grado de humildad...-al menos muchos de los que yo conozco.)
Buen trabajo se despierta ante mis ojos. Cumple su objetivo, guarda el estilo buscado, tiene "ese sentido", es congruente con lo que se pretende transmitir y es atractivo... invita a ser visto y leído.
Preparo una muestra impresa o PDF para enseñar al cliente.

5.- ¡¡¡Riiing!!!
Llamo al cliente. Próxima reunión. Argumento mi trabajo, su proceso y analizamos el resultado. Hacemos feedback y según los resultados seguimos con esa propuesta o busco otras alternativas.

6.- Le gusta
El cliente satisfecho me da su aprobación, tal vez haya que cambiar algún texto, alguna tipografía, alguna imagen.. a última hora.. porque siempre hay cambios de última hora... ¡siempre!

7.- Últimos detalles
Perfilo aquí, modifico allá... ¿otro tipo de fuente, tal vez? ¿alguna imagen más... alguna imagen menos? Estudio el resultado y reflexiono. Preparo muestra impresa para mostrar al cliente la máxima fidelidad posible en el juego del color. Concretamos nueva cita.

8.- Reunión de clausura
Podría ser la última reunión. Todos lo deseamos.
El OK definitivo a todo el trabajo y al resultado final.
Ya nada queda por retocar, todo está correcto y el cliente satisfecho... La mejor recompensa.

9.- El arte final.
Se arte-finaliza. Tengo cuidado con las tintas planas o cuatricromía, textos trazados y fotografías. Adjunto los archivos necesarios para poder abrir el trabajo desde otro ordenador.

10.- A imprenta
Lo envío a la imprenta con el presupuesto de producción previamente aprobado. Concreto número de ejemplares, tipo de papel, tipo de tintas, acabados especiales, etc.

Y ¡TACHÁÁÁN!

Después lo vemos...
en pequeño o gran formato...
una tarjeta de visita, un catálogo, un cartel... una valla publicitaria... a lo grande y a la vista de todos...
y ese es el mejor momento... Nuestro trabajo publicado.

Como véis a mi me salen diez secuencias... y si todo va bien. Esto es si la comunicación entre diseñador y cliente es fluida, si el cliente tiene claro lo que quiere y toma interés y tiempo en dedicarle al proyecto que a su empresa le interesa clausurar cuanto antes. Si no el proceso... se puede alargar como seis o siete pasos más...
Pero eso... es otra historia.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

¿"DISEÑO"?




"Cuando estoy trabajando en un problema, nunca pienso sobre su belleza. Sólo pienso en como resolver el problema. Pero cuando lo termino, si la solución no es bella, sé que esta equivocada." Richard Buckminster Fuller

Hoy en día, cuando usamos el término "de diseño", ya entendemos qué significa. Este término es usado mucho para clasificar un objeto que ha llevado un proceso de creación en el que se ha tenido en cuenta la utilidad, la manejabilidad y la estética. La "estética", termino diferenciador respecto a los objetos que no son "de diseño". Además de ser útil... alguién pensó, que debía ser bello, que gustara visualmente y que atrayera el ser usado por su apariencia... Y en diseño la estética es un término a tener en cuenta.


"Diseño", es curioso, en inglés "design" que comparte raíz con "designar" (1. tr. Formar designio o propósito... 3. tr. Denominar, indicar). Sus orígenes están en el dibujo, en esos trazos que dan forma visual a una idea.

Según la R.A.E.:
>DISEÑO:
Concepción original de un objeto u obra destinados a la producción en serie. Diseño gráfico, de modas, industrial.

De lo que podemos deducir que el "diseño" está unido a la concepción, a la creación de algo... Nace desde una o varias ideas, y poco a poco va tomando "forma". Tiene su proceso de creatividad y de producción.

Cuando se le pone la "coletilla" de "gráfico", se especifica que está destinado a su reproducción en imprenta, y su propósito es transmitir algo a través del órgano de la visión.

La R.A.E., dice:
>GRÁFICO: 1) adj. Perteneciente o relativo a la escritura y a la imprenta. 2) adj. Dicho de una descripción, de una operación o de una demostración: Que se representa por medio de figuras o signos. 3) adj. Dicho de un modo de hablar: Que expone las cosas con la misma claridad que si estuvieran dibujadas.

Evidentemente no existe el diseño por el diseño... en todas sus especialidades, siempre tiene un propósito, indica algo: un uso, un estilo, un mensaje... Se crea con un objetivo claro, y en el diseño gráfico es, sobretodo, comunicar.

"¿Que es diseño? un plan por colocar elementos de la mejor manera para lograr un propósito en particular." Charles Eames

Hoy el diseño gráfico se ha convertido en una herramienta multidisplinar y alcanza los medios de cominicación más modernos: internet, la televisión interactiva, páginas web, móviles...

Mundo repleto de "diseño", en el que cualquiera que sabe un poco de informática y tenga tiempo libre, ya se autodenomina "diseñador", tal vez sin haber cursado ningún tipo de formación especializada en la materia, sin tener ni idea de armonía, de composición, de Teoría del color, de formas, de dibujo, de la historia del arte... Y, a veces pienso, que esta clase de "diseñadores", son los responsables de que en la sociedad, en el mundo empresarial y tambien particular, se crea que diseñar es presionar cuatro teclas, darle un poco al ratón, abrir dos imágenes prediseñadas colocarlas sobre el formato deseado y enviar a la imprenta. Y nada más lejos de la realidad...


jueves, 6 de noviembre de 2008

OBRINT PAS


OBRINT PAS

Abriendo paso, haciendo camino y seguimos aprendiendo... con esas pequeñas cuñas que nos llegan de las manos amigas, de los correos anónimos, de aquellos que han andado antes... en forma de ayuda, de apoyo, de consuelo y de sugerencias que nos pueden servir para seguir adelante... con nuestro sueño, camino a nuestas metas... y siguen pasando cosas.
Cuando con 26 años decido no tener jefes, ofrecer lo que más me gusta hacer y crear mi propio estudio de diseño se abre ante mi todo un mundo de posibilidades... y de abismos sin fondo, negros como el azabache, y de oscuras intenciones y trampas dispuestas a sacar el máximo provecho de mi inocencia e ignorancia. Y mujer joven...- sin prejuicios-, sé lo que he vivido.
Ya hace tiempo de eso... y sigo andando, abriendo paso a nuevas oportunidades, a nuevos retos ... y siempre ofreciendo lo mejor que sé hacer... ahora con un poco más de experiencia que enriquece mis habilidades, pero siguen habiendo lagunas... y siempre aprendo, de cada cliente, de cada proyecto, de cada reto. Cada encargo es una aventura con fecha de caducidad, muchas veces a contratiempo, otras vienen con sorpresa y de repente me doy cuenta que el bombón no es de chocolate puro y viene relleno de licor. Y sigo abriendo paso... Y abriendo, abriendo, me llega un enlace facilitado por un amigo, y me encuentro con diez verdades, que cualquier cliente y cualquier diseñador debería tener colgado en su despacho y en formato A2, para poder leerlo de lejos:

10 CONSEJOS PARA ALCANZAR UNA PRÓSPERA RELACIÓN CLIENTE-DISEÑADOR

Trabajando con un gran número de clientes a través de los años me he encontrado con algunas situaciones en las que si ambas partes hubiesen entendido estos 10 consejos sobre buenas realciones entre cliente/sevidor, las situaciones problemáticas podían haberse evitado facilmente. A continuación se dispone una lista de consejos que tanto clientes y vendedoresde cualquier tipo deberían saber. Contra más tirpo esté en el juego, más pequeño será el mundo y el construir relaciones sólidas basadas en el mutuo entendimiento y respeto son la clave hacia fines positivos.

1.- ¡Nada de secretarias!

No pida a ningún diseñador que llame a alguien para conseguir alguna información, ese no es su trabajo. Los diseñadores no son los responsables de encontrarle un servicio de impresión y encargarlo a no ser que haya sido acordado así.

2.- ¡No les haga escribir por usted!

Los diseñadores son contratados para hacer que su información sea presentada de un modo atractivo e interesante, no para corregir sus errores ortográficos. Para abordar este problema, supla a su diseñador con una copia del texto editado en formato electrónico, preferiblemente en documento Word (.doc) o texto plano (.txt). ¡Se sorprenderá de como este pequeño paso resuelve tantos problemas.

3.- ¡El tiempo estandard del proceso son 7 dias!

¡Relájese!, si lo quiere en menos tiempo será considerado como una carga. No lo negocie tampoco.

4.- ¡Esto es un negocio!

A la gente se le paga por realizar un determinado trabajo, pero cuando se trata de informática, la gente piensa que lo único que hay que hacer es presionar un par de botones, jugar un poco con el ratón y punto. Un momento, nosotros también tenemos habilidades, respete eso.

5.- ¡Los ingresos son los que hacen mover los hilos!

Un trabajo no empieza hasta que un cliente paga un porcentaje entre el 30-50%. El ingreso confirma que el cliente va en serio con respecto al proyecto y que quiere verlo terminado. Conversaciones teléfonicas y notas escritas no son una aceptable confirmación.

6.- ¡Nada de notas escritas a mano!

He tenido que hablar con gente sobre eso. Las notas escritas en papel con algunos garabatos pintados a mano son realmente malas. Escriba a máquina, no tenga a su diseñador tratando de adivinar información, esta es la forma para dejar cosas sin hacer o malentendidos.

7.- ¡El viejo truco!

Algunos clientes saben como aprovecharse de los grafistas autónomos... ¡Tenga cuidado! Un truco es cuando los clietnes escriben, ya sea en una nota o por e-mail y luego al hablar por teléfono te cuentan algunos detalles que no estaban escritos... como si dijesen: "si hace usted esto le contrataremos un par de veces más". Oblígueles a escribirlo, no se sienta cargante por esto y sea cuidadoso con esos asuntos. Si no lo hace, la gente le hará pasar "por tonto".

8.- ¡Las impresiones también cuestan dinero!

¿He hecho mi trabajo y además quier CDs grabados, impresiones, consultas y encima tres diferentes versiones? Si usted me hubiesse pagado por todo eso estaría de acuerdo, pero no me lo pida una vez terminado el trabajo.

9.- ¡No llame hasta estar preparado!

No sabe cuantas veces he tenido llamadas de clietnes ansiosos por un trabajo posible (la palabra clave es "posible"). no espere que el diseñador lo haga si no ha cumplido los puntos 5 y 6. Si usted no tiene toda la información no encargue el trabajo. ¿Qué pasaría si crea algo que a usted no le gusta? Problemático.

10.- ¡No me está haciendo un favor!

Si va a la agencia tan famosa de diseño, aquellos que tienen ese acento inglés, usted sabe que pagaría mucho más por el mismo trabajo. No crea que por acudir a un diseñador autónomo le está haciendo un favor pagándole menos.

Si usted sigue estos consejos, tendrá una plena y próspera relación con su diseñador.

(Artículo original de Ray Noland)


Y así me ha parecido fascinante... dejar las cosas claras, para que cada uno avance en su empresa y seguir abriendo camino.