jueves, 6 de noviembre de 2008

OBRINT PAS


OBRINT PAS

Abriendo paso, haciendo camino y seguimos aprendiendo... con esas pequeñas cuñas que nos llegan de las manos amigas, de los correos anónimos, de aquellos que han andado antes... en forma de ayuda, de apoyo, de consuelo y de sugerencias que nos pueden servir para seguir adelante... con nuestro sueño, camino a nuestas metas... y siguen pasando cosas.
Cuando con 26 años decido no tener jefes, ofrecer lo que más me gusta hacer y crear mi propio estudio de diseño se abre ante mi todo un mundo de posibilidades... y de abismos sin fondo, negros como el azabache, y de oscuras intenciones y trampas dispuestas a sacar el máximo provecho de mi inocencia e ignorancia. Y mujer joven...- sin prejuicios-, sé lo que he vivido.
Ya hace tiempo de eso... y sigo andando, abriendo paso a nuevas oportunidades, a nuevos retos ... y siempre ofreciendo lo mejor que sé hacer... ahora con un poco más de experiencia que enriquece mis habilidades, pero siguen habiendo lagunas... y siempre aprendo, de cada cliente, de cada proyecto, de cada reto. Cada encargo es una aventura con fecha de caducidad, muchas veces a contratiempo, otras vienen con sorpresa y de repente me doy cuenta que el bombón no es de chocolate puro y viene relleno de licor. Y sigo abriendo paso... Y abriendo, abriendo, me llega un enlace facilitado por un amigo, y me encuentro con diez verdades, que cualquier cliente y cualquier diseñador debería tener colgado en su despacho y en formato A2, para poder leerlo de lejos:

10 CONSEJOS PARA ALCANZAR UNA PRÓSPERA RELACIÓN CLIENTE-DISEÑADOR

Trabajando con un gran número de clientes a través de los años me he encontrado con algunas situaciones en las que si ambas partes hubiesen entendido estos 10 consejos sobre buenas realciones entre cliente/sevidor, las situaciones problemáticas podían haberse evitado facilmente. A continuación se dispone una lista de consejos que tanto clientes y vendedoresde cualquier tipo deberían saber. Contra más tirpo esté en el juego, más pequeño será el mundo y el construir relaciones sólidas basadas en el mutuo entendimiento y respeto son la clave hacia fines positivos.

1.- ¡Nada de secretarias!

No pida a ningún diseñador que llame a alguien para conseguir alguna información, ese no es su trabajo. Los diseñadores no son los responsables de encontrarle un servicio de impresión y encargarlo a no ser que haya sido acordado así.

2.- ¡No les haga escribir por usted!

Los diseñadores son contratados para hacer que su información sea presentada de un modo atractivo e interesante, no para corregir sus errores ortográficos. Para abordar este problema, supla a su diseñador con una copia del texto editado en formato electrónico, preferiblemente en documento Word (.doc) o texto plano (.txt). ¡Se sorprenderá de como este pequeño paso resuelve tantos problemas.

3.- ¡El tiempo estandard del proceso son 7 dias!

¡Relájese!, si lo quiere en menos tiempo será considerado como una carga. No lo negocie tampoco.

4.- ¡Esto es un negocio!

A la gente se le paga por realizar un determinado trabajo, pero cuando se trata de informática, la gente piensa que lo único que hay que hacer es presionar un par de botones, jugar un poco con el ratón y punto. Un momento, nosotros también tenemos habilidades, respete eso.

5.- ¡Los ingresos son los que hacen mover los hilos!

Un trabajo no empieza hasta que un cliente paga un porcentaje entre el 30-50%. El ingreso confirma que el cliente va en serio con respecto al proyecto y que quiere verlo terminado. Conversaciones teléfonicas y notas escritas no son una aceptable confirmación.

6.- ¡Nada de notas escritas a mano!

He tenido que hablar con gente sobre eso. Las notas escritas en papel con algunos garabatos pintados a mano son realmente malas. Escriba a máquina, no tenga a su diseñador tratando de adivinar información, esta es la forma para dejar cosas sin hacer o malentendidos.

7.- ¡El viejo truco!

Algunos clientes saben como aprovecharse de los grafistas autónomos... ¡Tenga cuidado! Un truco es cuando los clietnes escriben, ya sea en una nota o por e-mail y luego al hablar por teléfono te cuentan algunos detalles que no estaban escritos... como si dijesen: "si hace usted esto le contrataremos un par de veces más". Oblígueles a escribirlo, no se sienta cargante por esto y sea cuidadoso con esos asuntos. Si no lo hace, la gente le hará pasar "por tonto".

8.- ¡Las impresiones también cuestan dinero!

¿He hecho mi trabajo y además quier CDs grabados, impresiones, consultas y encima tres diferentes versiones? Si usted me hubiesse pagado por todo eso estaría de acuerdo, pero no me lo pida una vez terminado el trabajo.

9.- ¡No llame hasta estar preparado!

No sabe cuantas veces he tenido llamadas de clietnes ansiosos por un trabajo posible (la palabra clave es "posible"). no espere que el diseñador lo haga si no ha cumplido los puntos 5 y 6. Si usted no tiene toda la información no encargue el trabajo. ¿Qué pasaría si crea algo que a usted no le gusta? Problemático.

10.- ¡No me está haciendo un favor!

Si va a la agencia tan famosa de diseño, aquellos que tienen ese acento inglés, usted sabe que pagaría mucho más por el mismo trabajo. No crea que por acudir a un diseñador autónomo le está haciendo un favor pagándole menos.

Si usted sigue estos consejos, tendrá una plena y próspera relación con su diseñador.

(Artículo original de Ray Noland)


Y así me ha parecido fascinante... dejar las cosas claras, para que cada uno avance en su empresa y seguir abriendo camino.

1 comentario: