jueves, 15 de octubre de 2009

VOLVEMOS A LO SIMPLE


Ya van dos las veces que he oído el slogan "Menos es mejor"; la primera, en un spot de televisión (creo que la primavera pasada), y ahora me lo he vuelto a encontrar en un artículo de la revista Visual (Magazine de Diseño, creatividad y comunicación) referente a la bienal de diseño portuguesa, Experimenta Design de Lisboa, que también lo usa como slogan.

Y es que volvemos a lo simple. Con la crisis se han recortado los presupuestos para el diseño, las ideas y las impresiones visuales exacerbadas y recargadas de "efectos especiales" parece que incluso dejan de estar de "moda" y los clientes buscan algo bueno, bonito y barato. Ahí es nada. Renace la sencillez de la imagen y la mínima expresión sin renunciar a una comunicación visual efectiva. Los estilos efectistas y multicolores, el derroche de tintas especiales, de papeles lacados, brillantes, nacarados, tornasolados, aterciopelados, y demás se han quedado de lado para dar paso al diseño original a una o dos tintas, papel suficiente para soportarlas y un diseño lo suficientemente atractivo y competente para que transmita el mensaje deseado. Y punto.

Ahora la capacidad del diseñador esta a prueba; sin usar los recursos visuales tan magnánimos e impresionantes del Illustrator, o Photoshop... a ver ¿qué sabemos hacer?

Volvemos a lo simple, a la esencia del diseño, a los trabajos a un color y a los encargos de bajo presupuesto y sé que muchos sabrán adaptarse, buscar nuevas maneras y expresar mejor con menos. Es hora de remangarse, amigos, y ver qué sabemos hacer, pensar en un diseño responsable, ecológico y aprender a gestionar mejor la infinidad de recursos gráficos, económicos y de tiempo.

Volvemos a lo simple. ¿Estamos preparados?