viernes, 5 de marzo de 2010

SIEMPRE TOULOUSE

En 2001 el A DiptiClub des Partenaires du Musée Toulouse-Lautrec de Albí convocó a cien de los mejores grafistas del mundo para conmemorar el centenario de la desaparición del hombre que marcó, a mi entender, los principios del diseño gráfico y revolucionó la manera de exponer todo un mundo a través del cartel. A partir de entonces, y con todo su reconocimiento, el cartelismo se convirtió en algo más que un grito en la pared y empezó a ser reconocido como "un arte", donde diversas técnicas pictóricas y procesos creativos hacían posible la comunicación más directa y popular pasada por la imprenta.
Todo este homenaje empezó hace nueve años, por fin he podido contemplarlo a tamaño real y como vale la pena contemplar estos trabajos, donde cada uno de los participantes muestra su visión, su percepción más personal de Touluse "creador de la imagen del París alegre y nosctámbulo que ya pertenece al imaginario colectivo", tal y como expone la historiadora de diseño Raquel Pelta, comisaria de la exposición.
Sin duda, estos trabajos, verdaderas poesías visuales, es de lo más exquisito que he visto últimamente relacionado con la comunicación gráfica y visual, una delicia para la vista, digna de saborear trabajo por trabajo y honrar al maestro, Toulouse-Lautrec a quien de vez en cuando visito entre mis libros buscando inspiración.
Siempre Lautrec, siempre Toulouse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario