lunes, 21 de mayo de 2012

10 AÑOS DE DISEÑO


Ya han pasado.
10 años. Ahí es nada.
Una decada dedicada al mundo del diseño y comunicación visual.
Trabajando con empresas de cualquier sector y especialidad, desde peluquerías, hasta universidades, de cajas de ahorro a profesiones liberales, de grandes compañías a pequeños emprendedores...  experiencias diversas que me han permitido explorar y conocer no solamente visiones y diversos puntos de vista, sino personas muy interesantes... y también personajes, dicho sea de paso. Nada resulta fácil cuando se empieza sin nada, sin experiencia, sin dinero... con estas manitas y un pequeño despacho en la empresa de mi madre... Y ya. Dónde ir, cómo vender mi producto, qué criterio usar... Todo por aprender y un mar de confusiones que con 26 años no me había dado tiempo a saber ni prácticar más. Salí de una empresa, cuyo nombre no quiero acordarme, y me prometí no tener más nunca "jefes" La materia gris está desvalorada, no tanto ahora (con aquello de la gestión del talento y del capital humano parece que la cosa se va aclarando)...; no obstante, mujer, joven y sin experiencia tenía todas las papeletas para retirarme de cualquier intento de prosperar y hacerme creíble a los supertacañones empresarios apoltronados que tenían una idea bastante peyorativa de aquello que se decía llamar "diseño gráfico", ni qué hablar de que para nada consideraban útil y de provecho contratar tales servicios. Bien es cierto que lo que la experiencia no da la voluntad presta, yo carecía de lo primero ... sin embargo, puedo decir, y las personas que me conocen lo pueden corroborar, que iba sobrada de lo segundo y poco a poco y echándole muchas horas y mucha perseverancia, el tiempo y mi propia iniciativa me han ido ubicando cada vez más y mejor en este mundo visual y gráfico tan ansiado y deseado. Una de las empresas donde más agusto me he encontrado trabajando ha sido en Pentágon Publicitat (www.pentagon.es) que me fichó como freelance un año después de mi andadura "en solitario". Todavía hoy sigue encargándome proyectos de identidad corporativa y diseño. Puedo decir que ahí aprendí, y mucho, desde otro punto de vista y gestión del diseño, desde el marco de la publicidad y marketing, pequeños proyectos de gran envergadura, que envolvían mi labor con un nuevo sentido, mucho más amplio y rico que tratando directamente con los clientes, muchos de los cuales y por falta de conocimiento (no todos tenemos que saber de todo... sólo faltaba eso) no entendian muy bien aquello de la eficacia del diseño en la comunicación visual y se decantaban mucho más por lo que les "gustaba" a ellos, que por la función y objetivo del proyecto: comunicar y provocar una respuesta. En fin, que nadie dijo que la libertad personal y profesional fuera fácil, y que, como dice algún refrán oriental, para el éxito no hay atajos. El aprendizaje forma parte del proceso, en cualquier encargo, en cualquier proyecto, en cualquier cliente, nunca nada es igual. Y sigo, aprendiendo... mejorando y buscando respuestas diferentes para proyectos diferentes. Lo importante es seguir para ir creando un estilo que nos diferencie de otros,... y eso, solamente se consigue con el paso del tiempo, con el paso de los años... Yo, llevo 10, y espero muchos más.

Gracias a todos los clientes, compañeros, amigos, a todas las personas que creyeron en mí, que me recomendaron y que contribuyeron a que fuera tejiendo mi propio "diseño", que fuera creando mi propia carrera. Gracias.